El Arte de Emocionarte. Baby-time

Diversión de verano, vacaciones de los peques con sentido pedagógico, para disfrutar del periodo de descanso estival desde el aprendizaje lúdico, eligiendo las actividades a realizar, en un ambiente de respeto por uno mismo, por los demás y por el entorno
 
Presentación

Nos comunicamos con el mundo a través de los sentidos, todo es comunicación: la palabra, la mirada, el gesto, la postura, la tensión, el tono de voz, el olor... Por ello es importante aprender a comunicarse.

 

Los bebés se relacionan con su entorno utilizando los sentidos auditivo, visual y kinestésico como modalidades principales de aprendizaje, es su primera forma de comunicación, por lo que es importante potenciar su uso para favorecer este aprendizaje denominado multisensorial. De esta relación con el entorno va emergiendo una relación especial con la persona que le cuida más directamente, normalmente con la madre, es la figura de apego.

 

El apego proporciona una seguridad que inicia en el niñ@ un alto de nivel de curiosidad y favorece su independencia, impulsándole hacia la exploración de la realidad; para l@s pequeñ@s todo es nuevo: exploran, descubren, experimentan y con todo ello crean. La creación y su apreciación son procesos fundamentalmente emocionales, lo que nos permite ver la importancia que adquiere en la infancia la educación emocional, aprendiendo a relacionarnos con el entorno, teniendo en cuenta los sentimientos nuestros y de los demás.

 

Para ello se debe comenzar por fomentar las habilidades de observación, pues son clave para desarrollar tanto la inteligencia emocional como la creatividad. La observación y la exploración del mundo es lo que ayuda a l@s niñ@s a saberse personas autónomas, independientes, diferentes y únicas.

 

Una de las primeras diferencias que se aprecian es el cuerpo sexuado, pues las personas somos seres sexuados desde el nacimiento hasta el fin de nuestros días. La sexualidad está íntimamente relacionada con el placer, la comunicación y el intercambio afectivo, por lo que es necesario favorecer el desarrollo sano y placentero de la sexualidad en una educación emocional.

En general todas las disciplinas artísticas son muy adecuadas para trabajar las emociones. Por ello en Ludo y Sofía cantaremos, pintaremos, bailaremos, modelaremos, contaremos cuentos, soñaremos...

 

El próximo curso tendremos una nueva edición con novedades. Síguenos para enterarte de todo